Click here for search results

YouThink! reseña temática - Cambio climático

Available in: Français, English
Cambio climático
Cambios inducidos por el ser humano en los promedios del clima a largo plazo, observados en la actualidad, se pronostica que seguirán ocurriendo en el futuro.
© Ryan Rayburn | The World Bank

¿Qué es?

El cambio climático es uno de los problemas más apremiantes del desarrollo en el mundo de hoy. Se están observando variaciones en las condiciones y  promedios a largo plazo de los fenómenos climáticos, y se espera que continúen en el futuro, entre ellas temperaturas extremas, modificaciones en los patrones de precipitaciones, aumento en el nivel del mar y desastres meteorológicos más frecuentes.

Los posibles impactos del cambio climático son extensos y variados. En algunas partes, se espera una reducción a largo plazo en las precipitaciones anuales, mientras que en otras, las nuevas oscilaciones en las lluvias y las temperaturas tendrán efectos graves. Incluso cuando llueva como todos los años, las precipitaciones pueden ser más intensas o a intervalos más largos y durante periodos más breves. Ello puede aumentar tanto las sequías como las inundaciones.

Aunque históricamente el clima de la Tierra siempre ha fluctuado, en los últimos 100 años este cambio se está produciendo a un ritmo nunca antes visto; la temperatura media de la superficie aumentó entre 0,6 y 0,7 grados centígrados (1,2 a 1,4 grados Fahrenheit). Tal vez no suene tan dramático, pero como el clima es un sistema dinámico no lineal, incluso las variaciones más leves tienen una serie de efectos en cascada.

Con la quema de combustibles fósiles como el petróleo, el carbón y el gas, además de la deforestación, hemos elevado drásticamente la cantidad de dióxido de carbono (CO2) y otros gases de efecto invernadero en la atmósfera. A medida que más gases de este tipo ingresan a la atmósfera, menos calor logra escapar hacia el espacio. Aunque el efecto invernadero se produce en forma natural –calentando el planeta lo suficiente como para hacerlo habitable– la actividad humana desde la Revolución Industrial de fines del siglo XVIII ha creado un “efecto invernadero desenfrenado” que acelera el calentamiento global.

En la actualidad ¡el CO2 ha alcanzado un nivel nunca visto en 800.000 años!

¿Por qué debería importarme?

El cambio climático es un problema y sin duda el desafío de desarrollo más importante del mundo en este momento debido a que puede afectar tantos aspectos de nuestra vida.

Los países ricos que se industrializaron hace varias décadas son los principales responsables de haberlo iniciado. Pero los más perjudicados son las comunidades y naciones más pobres, puesto que suelen ser más vulnerables al aumento en las inundaciones, sequías, tormentas y otros fenómenos climáticos y carecen de los medios para hacerles frente de manera adecuada.

Muchos avances conseguidos en materia de desarrollo podrían revertirse a causa del cambio climático y dejar a más gente en la pobreza. Se espera que:

  • Afecte negativamente la agricultura y ponga en riesgo el abastecimiento de alimentos;
  • Reduzca el suministro y la calidad del agua;
  • Aumente el número de casos de paludismo, fiebre de dengue y otras enfermedades, elevando la mortalidad en zonas donde los servicios de salud ya son deficitarios;
  • Dañe los sistemas ecológicos y disminuya la biodiversidad;
  • Incremente el nivel del mar, desplazando a millones de personas e incluso amenazando la supervivencia de Estados insulares de baja altitud.

¿Qué está haciendo la comunidad internacional al respecto?

La comunidad internacional está consciente de que el cambio climático afectará a los pobres. Los científicos, las autoridades y la sociedad en su conjunto están abordando el problema desde diversos frentes.

Adaptación

La adaptación implica tomar medidas para prepararse para el impacto del cambio climático. Esto incluye educación, concientización y capacitación sobre los efectos del fenómeno, así como medidas relativas a la siembra de semillas resistentes a la sequía y la construcción de mejores protecciones costeras. La capacidad de las personas de adecuarse depende de su nivel de ingresos, salud, acceso a refugios seguros, redes sociales y políticas locales. Cualquier política de desarrollo sensata debe considerar las necesidades de adaptación y los países tienden a ello cada vez más. El cambio climático ya está poniendo en riesgo la vida, la salud y el sustento de millones de personas en todo el mundo. Muchas de ellas no tienen los medios financieros, técnicos, humanos e institucionales para adaptarse.

Un primer paso importante en este sentido es la identificación de quiénes son los más afectados y cómo. Esta información permitirá idear una planificación estratégica para la adaptación en todos los ámbitos, desde el nivel mundial al nivel local.

Mitigación

Por mitigación se entienden las medidas que reducirán la producción de emisiones de gases de efecto invernadero o las eliminarán de la atmósfera. Dicha disminución es posible si utilizamos menos combustibles fósiles para generar energía y más fuentes energéticas alternativas, como la eólica, solar e hidroeléctrica. Los árboles toman el CO2 de la atmósfera y absorben el carbono; por eso plantar bosques es tan importante. Desgraciadamente, la deforestación vuelve a liberar el carbono almacenado a la atmósfera. Aunque los países desarrollados han sido en gran parte responsables del cambio climático, la rápida industrialización en las economías en desarrollo está empeorando el daño. El gran desafío que enfrentan estas naciones es crecer sin ocasionar perjuicios ambientales.

En 2008, el Banco Mundial, otros bancos multilaterales de desarrollo y diversos países desarrollados y en desarrollo crearon los Fondos de Inversión en el Clima (FIC). Su objetivo es ayudar a las economías en desarrollo a adaptarse y mitigar los efectos del cambio climático aumentando la inversión en tecnologías con bajas emisiones de carbono y apoyar programas innovadores que aborden este fenómeno. Los donantes han comprometido más de US$6.000 millones para los FIC.  

¿Qué puedo hacer yo?

Cada uno de nosotros, dondequiera que vivamos, podemos ayudar a reducir las emisiones individuales de carbono. Podemos reciclar, caminar o andar en bicicleta en lugar de conducir automóviles y desenchufar los aparatos electrónicos que no estemos usando. Parecen cosas pequeñas, pero sí marcan una diferencia, especialmente si lo hace toda la sociedad.
Que hablemos sobre el tema es otra manera de lograr cambios. Muchas personas no están conscientes de la urgencia de la crisis del clima y saber más puede incentivarlas a actuar.

Para más información, visita el sitio:Cambio climático




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/FNED0WTFF0