Click here for search results

Integración de la igualdad de género en los proyectos de infraestructura:

“La integración de la dimensión del género en los proyectos de infraestructura constituye una oportunidad para poner en práctica la igualdad de género en nuestra sociedad y dar a las mujeres mayor control sobre los recursos socioeconómicos”. 

 

Con esta contundente afirmación, la Sra. Nidia Vilchez, ministra de la Mujer y Desarrollo Social del Perú, inauguró un taller denominado Integración Transversal de la Igualdad de Género en Proyectos de Infraestructura, que se celebró en Lima (Perú), el 3 y 4 de diciembre de 2009.

 

Sus palabras tuvieron eco en los aproximadamente 100 profesionales de 19 países de América Latina y el Caribe que participaron en el taller organizado conjuntamente por la Unidad de Género y Desarrollo y la Oficina Regional de América Latina y el Caribe del Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco de Desarrollo del Caribe. Este fue el segundo taller auspiciado por el Grupo de Trabajo sobre Género de los Bancos Multilaterales de Desarrollo. El encuentro organizado en el Perú se centró en cuatro sectores principales: energía, riego, transporte y agua y saneamiento. Durante el taller, los participantes recibieron información sobre proyectos exitosos de América Latina y el Caribe y de otras regiones.

`

Como explicó Mayra Buvinic, directora de la Unidad de Género y Desarrollo de la Red sobre Reducción de la Pobreza y Gestión Económica, “Para el Banco Mundial, este taller de capacitación respalda la visión contenida en el Plan de Acción sobre Temas de Género, esto es, que la igualdad de género significa que las mujeres deben tener acceso igualitario a los mercados de trabajo, de finanzas, de productos y de tierras”. 

 

Los participantes efectuaron una visita de campo que duró todo un día y les permitió ser testigos de primera mano de las ventajas de integrar la igualdad de género en el Programa Nacional de Agua y Saneamiento Rural (PRONASAR) y el Proyecto Subsectorial de Irrigación (PSI) en la Sierra, en los que las mujeres han asumido una función de liderazgo en las asociaciones de usuarios de agua. También vieron las oportunidades que presentan el relleno sanitario de Huycoloro y la planta hidroeléctrica de Santa Rosa. Como comentó una participante, “Lo que ha hecho Perú con el PRONASAR deberíamos hacerlo todos en los países de América Latina y el Caribe”. 

 

Enseñanzas recogidas en el Perú

 

 “Si eres una indígena en Perú, significa que probablemente formas parte del 20% de la población que vive en la pobreza extrema”, dijo Lizy Dasso. La mayor parte de las mujeres indígenas residen en zonas rurales remotas sin acceso a la educación, al empleo ni a los mercados donde podrían vender los productos de su trabajo agrícola. Esto les deja muy pocas oportunidades para generar ingresos y lograr salir de la pobreza junto con sus hijos. 

 

Estas son las mujeres que se beneficiaron con el Proyecto de Caminos Rurales del Perú financiado por el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo. En este caso, la incorporación del tema del género implicó la consulta tanto a mujeres como a hombres acerca de sus necesidades en materia de transporte. Como consecuencia, los encargados de diseñar el proyecto incluyeron senderos para el transporte no motorizado en los 14 750 kilómetros de caminos rurales que se rehabilitaron con esta iniciativa.

 

También significó que sistemáticamente se diera a las mujeres la oportunidad de participar en la administración y la propiedad de las microempresas con las que se haría el mantenimiento de los caminos. Otros beneficios para las mujeres fueron el incremento de la seguridad en los viajes, la movilidad, los ingresos y la matriculación de niñas en las escuelas. 

 

Enseñanzas recogidas en Asia

El Proyecto de Guerreros Solares de Bhután, financiado por el Banco Asiático de Desarrollo, puso de relieve la capacidad de las mujeres pobres para convertirse en “ingenieras en energía solar”. Con la capacitación adecuada recibida en el Instituto de Ingeniería Rural de la India, 35 mujeres de Bhután adquirieron las capacidades que les permitieron instalar y operar sistemas solares en sus aldeas, y se les confirió a la vez un conocimiento único. 

E
l compromiso del Gobierno es crucial: Enseñanzas recogidas en Brasil

 

Este mensaje fue vigorosamente expuesto por Janine Mello en su presentación del Programa de Crecimiento Acelerado de Brasil. En ese país, el número de mujeres jefas de hogar se ha incrementado significativamente durante el último decenio, hasta superar un tercio de todos los hogares, mientras que la tasa de desempleo entre las mujeres es casi el doble que en los hombres. Con el fin de remediar esta situación, el Gobierno brasilero ha elaborado el Programa Próximo Paso, para que las mujeres consigan trabajos mejor remunerados en el sector de infraestructura y obras públicas. 

 

Una participante comentó: “Al principio, pensé que era un programa para hombres. Como había un curso específico para mujeres, me inscribí, a pesar del temor de que los hombres no me aceptaran en las obras”. En la actualidad, Brasil cuenta con la primera mujer operadora de explosivos, y las empresas tienen la obligación de reducir las diferencias de género en sus contrataciones en todos los niveles. Como resultado de esto, en los proyectos hidroeléctricos de gran envergadura de San Antonio y Jirau, en el estado de Rondonia, las mujeres representan el 12% y el 20% de la mano de obra, respectivamente. 

 

lima workshop cover story jpg

Mujeres operadoras de explosivos y taladros


Organizaciones no gubernamentales y empresas privadas

 

En Guatemala, la Fundación Solar ha capacitado a mujeres para guiar el diseño del programa de sostenibilidad de la cuenca del río Naranjo. “Gracias a este programa de capacitación específico, más del 40% de quienes participan en las asociaciones de gestión del agua son ahora mujeres", comentó Marta Rivera, de la Directoria de la Fundación Solar. 

 

En Brasil, COELBA, una empresa privada de distribución de electricidad cuya clientela está conformada en un 60% por personas pobres, ha capitalizado el talento empresarial de las mujeres para poner en práctica su programa de eficiencia energética. Las familias pueden ahorrar energía y pagar sus cuentas de electricidad con montos accesibles. 

 

En una escala mayor, la experiencia del sector minero de Papua Nueva Guinea pone de relieve la capacidad de las empresas privadas para acercarse a las mujeres de las comunidades con el fin de evitar conflictos dentro de los hogares y verificar que se beneficien directamente de las actividades mineras. En este contexto, es importante el respeto a las culturas y tradiciones locales.

 

Cuestiones sociales

 

El panel dedicado a los temas sociales en este taller tuvo como objetivo destacar los esfuerzos por abordar con éxito las cuestiones referidas a la igualdad de género que con frecuencia se asocian a los proyectos de infraestructura. El Proyecto de Energía Hidroeléctrica de Bumbuna, en Sierra Leona, sirvió de ejemplo de los programas exitosos de reasentamiento que tienen en cuenta las cuestiones de género. El proyecto de la carretera de Baolong, en China, financiado por el Banco Asiático de Desarrollo, mostró cómo confrontar el tema del VIH/sida y las enfermedades de transmisión sexual, mientras que el Programa de Transporte Urbano de Cartagena (Colombia) puso de manifiesto cómo se puede responder a las necesidades de personas con discapacidad. 

 

 

Próximos pasos y desafíos

 

Un fuerte mensaje transmitido por los participantes del taller fue que aún persisten los obstáculos cotidianos, en particular la dificultad para convencer a los encargados de tomar decisiones acerca de la importancia de incorporar la igualdad de género en los proyectos de infraestructura como un elemento crucial para la eficacia en términos de desarrollo.

 

Tanto el Banco Mundial como sus asociados, los bancos regionales de desarrollo, están ampliando el financiamiento destinado a proyectos de infraestructura, en particular, en el contexto de la crisis económica, tal como indicó Michel Kerf, jefe sectorial de Desarrollo Sostenible de la oficina regional de Lima. Esto representa una importante oportunidad para incorporar el tema de la igualdad de género.

 

Ya existen métodos para tratar la cuestión de la igualdad de género en varios sectores, pero se los debe usar de modo sistemático. Sin embargo, los participantes también pidieron que los bancos coordinaran sus esfuerzos para incrementar sus actividades de seguimiento y evaluación del impacto a fin de exhibir los avances en el desarrollo que se derivan de la igualdad de género.

 

En palabras, de Virginia Borra, ex ministra de Salud del Perú: 

“Hoy en día, las mujeres participan en ámbitos que antes estaban reservados a los hombres. En la actualidad, las mujeres conducen camiones, trabajan en numerosas actividades productivas… debemos lograr la igualdad de género universal”.

 

 

Para consultar el cronograma del taller, la lista de participantes y las presentaciones, incluido el programa de televisión transmitido por Canal 8, visite http://go.worldbank.org/X8Z32USA00.

 

Artículo aportado por Dominique Lallement y Paloma Marcos, editado por Emily Brearley

 




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/MDGME9MLV0