Click here for search results

El mundo en desarrollo va a la zaga en metas globales de alimentación y nutrición, sostiene informe de FMI y Banco Mundial

Available in: 日本語, العربية, English, Français, 中文
News Release No:2012/397/DEC

asdfsadf

asdfsadf

Ciudad de Washington, 20 de abril de 2012.  El progreso del mundo en desarrollo está muy retrasado en las metas globales relacionadas con la alimentación y la nutrición, mientras que las tasas de mortalidad materna e infantil aún se mantienen en niveles inaceptables, señala el Informe sobre seguimiento mundial (ISM) 2012 publicado hoy por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

 

Las recientes alzas desmedidas en los precios internacionales de los alimentos han detenido el avance en varios de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), según indica el informe.

 

El ISM 2012: Precios de los alimentos, nutrición y Objetivos de Desarrollo del Milenio informa que hay avances satisfactorios en algunos de los ODM y ya se cumplieron, con varios años de antelación, las metas relacionados con la reducción de la pobreza extrema y la entrega de acceso a agua potable fijadas para el año 2015. Asimismo, están a punto de alcanzarse los objetivos en materia de educación y la proporción entre niños y niñas que asisten a la escuela.

 

En cambio, el mundo se encuentra muy rezagado en los ODM orientados a reducir las tasas de mortalidad entre los menores de cinco años y las madres. Ello significa que ninguna región en desarrollo alcanzará estos objetivos de aquí al año 2015. El progreso más magro es el logrado hasta la fecha en mortalidad materna, cuya reducción es de apenas un tercio de lo previsto. Los resultados son igual de sombríos en mortalidad infantil y entre los menores de cinco años, con solo el 50% de la meta programada.

 

“Los elevados e inestables precios de los alimentos son un mal presagio para el logro de muchos de los ODM, ya que afectan negativamente el poder adquisitivo de los consumidores e impiden a millones de personas escapar de la pobreza y el hambre. Además, tienen efectos adversos a largo plazo en salud y educación”, comentó Justin Yifu Lin, Economista Jefe y Primer Vicepresidente de Economía del Desarrollo del Banco Mundial, al tiempo que añadió: “La principal prioridad es abordar la volatilidad en los precios de los alimentos, más aún cuando la nutrición ha sido uno de los temas olvidados en los ODM”.

 

El ISM 2012 muestra soluciones detalladas para aumentar la resiliencia de países y comunidades a la carestía de los alimentos. Los países deben implementar políticas agrarias que estimulen a los agricultores a aumentar la productividad; recurrir a redes de protección social para mejorar la resiliencia; fortalecer las políticas nutricionales para impulsar el desarrollo en la primera infancia; y diseñar políticas comerciales que aumenten el acceso a los mercados de productos alimenticios, reduzcan la inestabilidad de los precios y promuevan mayor productividad. Sin embargo, los desafíos que enfrentan los países para responder a la alta volatilidad de los precios se han tornado aún más complejos debido a la recesión mundial.

 

“La fragilidad de la economía mundial podría muy bien detener el ritmo de avance de las naciones de ingreso bajo en los objetivos de desarrollo humano, ya que la situación fiscal, de endeudamiento y en cuenta corriente se ha debilitado por la crisis financiera mundial, en particular en estos países”, dijo Hugh Bredenkamp, Director Adjunto del Departamento de Estrategia, Políticas y Revisión del FMI.

 

El avance de las regiones hacia la consecución de los ODM ha sido dispar. Mientras que los países de ingreso mediano-alto están bien encaminados para alcanzar la mayoría de las metas, las naciones de ingreso bajo o frágiles están muy atrasadas y solo estarían cumpliendo o en vías de cumplir dos de los objetivos. Y si bien el precio de los alimentos ha disminuido respecto de sus valores máximos de 2011, continúan siendo muy inestables en el caso de los productos básicos.

 

“Para ayudar a manejar la volatilidad, más países en desarrollo están complementando sus políticas fiscales y monetarias con operaciones de seguro y de cobertura de riesgos, por ejemplo, con la venta de cosechas en mercados a futuro. Estas medidas pueden formar parte de una estrategia más amplia para manejar riesgos (como los desastres naturales y fluctuaciones en los precios de los productos básicos)”, comentó Lynge Nielsen, Primer Economista del FMI.

 

Jos Verbeek, Economista Principal del Banco Mundial y principal autor del ISM 2012, advirtió que debido a la caída en los niveles de la asistencia para el desarrollo, el crecimiento demográfico y los elevados precios de los alimentos, la necesidad de focalizarse en programas de nutrición para los pobres requerirá aún más esfuerzo. 

 

“Según nuestras proyecciones, alrededor de 1.020 millones de personas seguirán viviendo en condiciones de extrema pobreza en 2015. Es claro que tendremos que encontrar nuevas formas para potenciar la asistencia si deseamos mejorar la seguridad alimentaria y la nutrición, especialmente para los pobres y vulnerables”, agregó Jos Verbeek.

 

El informe completo con gráficos sobre los avances e información por países está disponible en www.worldbank.org/gmr2012.

 

Contactos

En la ciudad de Washington:

Merrell Tuck-Primdahl

+1 (202) 473-9516, +1 (202) 476-9897

mtuckprimdahl@worldbank.org;

 

Indira Chand

+1 (202) 458-0434, +1 (703) 376-7491

ichand@worldbank.org

 

Para TV y radio:

Mehreen A. Sheikh

+1 (202) 458-7336

msheikh1@worldbank.org 

 

Aspectos regionales destacados

 

Asia oriental y el Pacífico ya logró completar las metas relativas a extrema pobreza, paridad de género y acceso a agua y saneamiento. También logró avances considerables en el término del ciclo completo de la enseñanza primaria y es probable que el objetivo se cumpla en los años que quedan hasta 2015. Las metas más rezagadas son la mortalidad materna y de menores de cinco años.

 

Europa y Asia central alcanzó las metas sobre pobreza y acceso a agua. Los objetivos de educación primaria universal e igualdad de género se encuentran bien encaminados. Sin embargo, es necesario redoblar los esfuerzos para mejorar la salud materna y el acceso a saneamiento básico.

 

América Latina y el Caribe ya cumplió las metas sobre pobreza extrema, término de la enseñanza primaria, igualdad de género y acceso a agua potable. También tiene buenos resultados en mortalidad de menores de cinco años, pero está retrasada en mortalidad materna.

 

Oriente Medio y Norte de África alcanzó las metas en materia de pobreza y servicios básicos de saneamiento. La región está progresando aceleradamente en conseguir educación primaria universal e igualdad de género. No obstante, no hay suficiente progreso en agua potable y reducción de la mortalidad materna.

 

Asia meridional logró la meta sobre acceso a agua potable y es probable que elimine la disparidad de género en educación primaria y secundaria de aquí a 2015. También ha avanzado en la finalización del ciclo escolar primario y, aunque en menor grado, en reducir la extrema pobreza. Sin embargo, no está bien encaminada en cuanto a disminuir la mortalidad materna y de menores de cinco años y mejorar el acceso a servicios de saneamiento.

 

África al sur del Sahara está retrasada en la mayoría de los ODM. Aunque la región ha conseguido más de 60% del avance requerido en los objetivos de paridad de género, término de la escuela primaria, acceso a agua potable y reducción de la extrema pobreza, los ODM relacionados con salud, en particular la mortalidad materna, requieren atención urgente.

 




Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/YPQ4LSUP80